Wednesday, April 1, 2009

Soko project en Kenia

Hace unos meses, nadando por Internet, me topé con un gran proyecto: SOKO. Soko nace para dar respuesta a un problema común para muchas marcas de moda: la producción. De la mano de la marca Lalesso, Joanna Maiden, actual manager del proyecto y fundadora miembro del Ethical Fashion Forum, decidieron crear una fábrica ética en Ukunda, Kenia. Una ciudad situada en la costa Sur del país. + misión para la comunidad: generar empleo justo y ofrecer formación. + misión para las marcas: ofrecer una alternativa a sus producciones garantizando la mano de obra justa y el respeto al medio ambiente en sus procesos productivos. + cómo: placas solares para la electricidad / máximo de horas trabajadas / sueldos mínimos por encima de la media del país / almacenamiento de agua de lluvia / 30% de los beneficios al crecimiento de la planta / 70% de los beneficios a proyectos ya identificados para la comunidad. etc. (más detalles en el link al pdf de su proyecto) Me leí y releí su presentación varias veces. Encajaban perfectamente con la filosofía de millecollines. Les contactamos. Tres meses después estaba sentada en una de las mesas de Java Coffee en Nairobi con Joanna Maiden, Anna Rose -manager del proyecto made en Kenia- y Claire Hammer - responsable de compras en Topshop durante más de 10 años y actualmente asesora de proyectos de moda sostenible. Intercambiamos experiencias entre iceteas y expressos. Arrancamos a hablar y no había quien nos frenara. Tomamos notas en libretas demasiado pequeñas y mostramos nuestros propuestas con sus debilidades y fortalezas sin miedo de ser juzgadas. Mientras las miraba, me daba cuenta de que no perseguimos solos este objetivo y me sentí extrañamente en familia. El mundo puede ser un lugar muy pequeño cuando formas parte de algo tan cocreto. Hace 3 años, Joanna Maiden pisaba por primera vez Barcelona durante un erasmus y pasó un año de su vida en mi universidad, nunca nos conocimos, supongo que entonces el mundo era un lugar muy grande.

2 comments:

sakurasaku77 said...

Es increible lo pequeño que es el mundo Nes. Esto me recuerda a una vez en Japón que volvíamos a casa en el tren lleno de gente, por un problema en la vía (que obviamente anunciaron en japones y nosotros ni idea que decían) el tren se paró en la estación que estaba antes de la nuestra o así. Nosotros nos quedamos en el tren viendo a ver si salía todo el mundo o solo algunos...hasta que el tren se quedó casi vacío y un señor se acerca y en inglés nos pregunta que a donde nos dirigíamos. Le dijimos y nos dijo que fueramos con él que iva en esa misma direción. Cuando llegamos al otro anden, nos preguntó de donde éramos, y cuando le dijimos españa el hombre se puso a hablar español a la perfección!!!! estuviera hace 40 años trabajando en españa unos 3 años! increible!

Mille Collines said...

pues si sakurita, es escalofriante! pero de alguna manera cómo decía en este post el mundo puede ser un lugar muy pequeño cuando te mueven las mismas inquietudes, pasiones, objetivos...
qué hacía en Japón el hombre de tu historia?

Post a Comment

 
;